Categorías

Vizcarra Crianza 2012 Ampliar

Vizcarra Crianza 2012

Vino tinto D.O. Ribera del Duero

Elaboración: por gravedad.

Variedad: Tinto fino 100%.

Edad del viñedo: + de 20 años

Vendimia: manual en cajas de 15 KG.

Maceración: Seleccionado en mesa, despalillado antes de la fermentación, 17 días y 3 remontados diarios a una temperatura de 28º C.

Maloláctica: en barrica de roble americano.

Crianza: 15 meses en barricas de roble Americano y Francés.

Más detalles

Añadir al carrito

Viñedos:

Inmersas en el denominado “Corazón de la Ribera del Duero”, las 35 hectáreas de Tinto fino, en formación de vaso y espaldera,  una hectárea de Merlot y plantaciones de otras variedades foráneas, son el pilar para conseguir siempre vinos con características propias.

El viñedo se reparte en diferentes pagos situados en los términos municipales de Mambrilla de Castrejón y Roa de Duero. Destacan Los Barriles y Carrascal por su antigüedad, sin menospreciar la Ambuena, el Oro, las Arras, Tras de San Pedro,  Senda del Oro y Torralvo.
La vendimia se realiza en el momento óptimo de maduración, siendo ésta recolectada absolutamente a mano, recogiendose los frutos en cajas de 15 o 20 kilogramos que son transportados con sumo esmero hasta la bodega. Toda la uva pasa por la mesa de selección.

Elaboración:

Vizcarra se presenta como uno de los mejores vinos de la Ribera del Duero.Elaborado con Tinta Fina de más de 20 años selecciona en el viñedo y más tarde en bodega. Una vez la uva despalillada, el vino realiza la maceración maloláctica en barricas de roble americano. Reposa un mínimo de 15 meses en barricas de roble francés y americano.

Nota de cata

Intenso color picota granate con ribetes violáceos. Limpio y brillante. Densa lágrima que tiñe la copa. La fruta jugosa y madura es la protagonista. Elegantes tostados junto a cremosas especias y toques de monte bajo la acompañan integrandose muy bien con la fruta y sin restarle protagonismo. Buenos balsámicos de fondo. Elegante, suave, con cuerpo. Muy sabroso y con textura sedosa, este vino llena la boca de la fruta carnosa y suaves tostados con toques lácticos. Justa acidez y taninos sabrosos bien integrados. Perfecto equilibrio. Final muy largo y persistente, muy agradable, que deja sensaciones afrutadas.

Maridaje:

Carnes rojas a la parrilla, asados, caza de pelo, jamón ibérico de bellota, carne de buey, ternera en salsa.